En la actualidad, la capacidad de las empresas y profesionales del universo Tech para adaptarse a los cambios y explotar el potencial de la innovación es un factor fundamental para todos aquellos que desean aumentar o mantener su competitividad. Es clave entender los cambios de estas nuevas profesiones para anticipar la escasez de talento.

Si entramos en más en detalle y analizamos las tendencias, es ‘fácil’ identificar el auge de ciertas ramas como los entornos cloud o, sobre todo, el Data Science. Las empresas son conscientes de que los mastodontes económicos de nuestra era, las llamadas GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon) cimientan su poder y estabilidad en la explotación de sus datos. Esto no pasa desapercibido para nadie. Por eso, cada vez son más las empresas que cuidan sus datos y las profesiones relacionadas con el Data Science. Además, experimentan una clara evolución, como hemos podido observar en el último estudio Malt Tech Trends, que puedes descargarte aquí, un informe elaborado con más de dos millones de búsquedas anuales y 33 mil perfiles de profesionales freelance de la plataforma Malt.

Es una dinámica que se refleja claramente con el ejemplo de Python, catalogado tanto a nivel español como europeo en el top 5 de tecnologías más demandadas y en continuo crecimiento, un lenguaje de programación fundamental para extraer valor del dato. Aunque la sencillez y versatilidad de este lenguaje, utilizado también para desarrollos Back-End, sin duda ha colaborado en su posición actual, podemos observar que otras tecnologías relacionadas con el Data Science como Scikit, MATLAB y Haskell, se encuentran también en pleno ascenso con una variación, por ejemplo, del +438% con respecto al año pasado en el caso de Scikit. Crecen también otras tecnologías como TensorFlow que nos reflejan que la ciencia de datos no solo crece, sino que también evoluciona hacia técnicas complejas de Deep Learning.

La gran demanda de estos perfiles, unida a la escasez de profesionales altamente cualificados capaces de satisfacer las necesidades actuales, ha provocado un cambio en el propio paradigma laboral. Cada vez son más los profesionales que deciden dar el paso al universo freelance, elegir sus condiciones de trabajo, su propio salario o qué proyectos son los más desafiantes para sus habilidades.

A estas alturas, está claro que ser tu propio jefe no significa no tener horarios o hacer lo que quieras. Ser freelance es representar a tu propia marca. Cada proyecto refleja lo que eres como profesional. Por eso, los trabajadores independientes son personas en constante aprendizaje, profesionales curiosos por las últimas novedades de su sector y formas de trabajo. Expertos orgullosos de su trabajo, como indicaba la última encuesta sobre el sector freelance en 2019, según la cual, el 95,5% de los perfiles Tech son freelance por elección propia.

El sector freelance se ha convertido en esta era digital en la fuerza laboral en auge. Un movimiento sostenido e impulsado por plataforma digitales como Malt, principal comunidad de Freelance de España, con más de 20.000 perfiles y con base en otros países de Europa como Francia y Alemania. Esta plataforma conecta expertos freelance con empresas y su cartera de clientes cuenta tanto con pymes y startups, como con grandes compañías del IBEX 35.

Un éxito cimentado en un paquete de servicios integrales para toda su comunidad freelance: pagos seguros en menos de 48 horas una vez finalizado el proyecto; seguro para cada proyecto de hasta 9 millones de euros gracias a AXA; facilidad de tener todas tus facturas en una misma herramienta; una serie de partners estratégicos en servicios fundamentales como asesoría, banking, espacios de trabajos o escuelas de formación. Pero, si por algo destaca, es por el apoyo de un equipo dedicado únicamente a esta comunidad, encargado de aconsejarles y asesorarles, antes, durante y después de cada proyecto.

La plataforma trabaja de forma local, por lo que su comunidad de freelance factura en España. Una iniciativa que tiene por objetivo mantener la competitividad del mercado, tu experiencia y habilidades serán tus mejores armas. Además, aquí serán los clientes los que te contacten para proponerte un proyecto, se acabó eso de postularte constantemente a ofertas con cientos de candidatos y la puja por el precio más económico.

Crear tu perfil es tan sencillo como registrarse en su página web y exponer tus habilidades y experiencias. El perfil es tu carta de presentación y currículum de cara a las empresas. Cuanto más completo, más oportunidades de tener un nuevo proyecto. Si tienes dudas, Malt organiza todos los meses webinars y encuentros con trucos y consejos para lograr el perfil más atractivo. Además, su equipo de comunidad tratará de ponerse en contacto contigo para conocerte y ayudarte en lo que necesites.

Fórmate con MIOTI y nuestros nuevos cursos y da el salto profesional con Malt y crea tu perfil profesional.

;